foto
foto
foto
foto
foto
foto
foto

Ambientes

En la extensa superficie que comprende el área protegida las especies de plantas conforman distintos tipos de vegetación y se adaptan a las distintas condiciones que el ambiente ofrece. La vida en el bosque se funde con la estepa y el resultado es una transición entre los ambientes húmedos y verdes y la dorada ondulación de los pastizales; conforma el bosque de transición. En cada ambiente habita y de desarrolla una forma de vida particular.

Altoandino

El ambiente Altoandino se extiende por encima del límite altitudinal del bosque a más de 1600m de altura, su relieve es escarpado y abarca aproximadamente un 18% de la superficie total del Parque Nacional. El clima es frío y su precipitación media varía entre los 1200 y 3000mm anuales aproximadamente, siendo frecuente la nieve. La vegetación predominante forma un estrato arbustivo-herbáceo de altura menor a 25cm, con muy baja cobertura, quedando un porcentaje de suelo desnudo mayor al 80%. La flora de alta montaña presenta adaptaciones a condiciones ambientales muy extremas, como las formas rastreras o de cojín. En esta zona se encuentran las cabeceras de cuenca, lagunas y lagos de altura y es frecuente observar mallines y vegas.

Bosque Húmedo

El Bosque Húmedo se desarrolla en un relieve montañoso por debajo de los 1600m de altura y ocupa un 60% del área protegida. El clima es templado húmedo, con una temperatura media anual de 8ºC en las zonas más bajas y de 5,5ºC en las laderas altas. Las precipitaciones son más abundantes en el oeste, donde alcanzan un promedio de 3500mm anuales, permitiendo el desarrollo de especies propias de la Selva Valdiviana, mientras que hacia el este el promedio anual de precipitaciones es de 1500mm. Parte de su superficie está ocupada por grandes lagos en cuencas de origen glaciario y numerosos ríos de montaña. Las especies dominantes del bosque húmedo son grandes árboles del género Nothofagus, que conforman el estrato superior generalmente cerrado. En el sotobosque la diversidad biológica es muy rica, allí encontramos por ejemplo caña colihue, maqui y especies del género Berberis.

Bosque de Transición

El Bosque de Transición ocupa una franja de 15 a 20 km de ancho que limita con el Bosque Húmedo hacia el oeste y con la Estepa hacia el este. Su superficie representa un 14% del área protegida y su relieve es montañoso con sectores colinados. El clima es templado con temperaturas medias anuales de entre 5 y 8ºC según su altitud. Hacia el oeste, este ambiente presenta mayor cobertura, siendo la especie dominante el ciprés. Hacia el este, este ambiente suele disponerse en mosaico, alternando con vegetación esteparia. En las laderas más bajas predominan los bosques puros de ciprés o bosques mixtos de ciprés, radal, ñire y maitén. A mayor altitud también encontramos bosquetes de lenga y ñire. El sotobosque es más abierto que en el Bosque Húmedo, encontrando especies como laura, chaura, virreina y reina mora, estando ausente la caña colihue. Aquí se registra un solapamiento entre especies de plantas del bosque y de la estepa, formando así un mosaico que proporciona gran variedad de hábitats para la fauna, en particular para las aves.

Estepa

La Estepa ocupa apenas un 6% de la superficie del Parque Nacional y se extiende desde los 700 a los 1200m de altitud en la zona más oriental del área protegida, limitando hacia el oeste con el Bosque de Transición. El clima es templado y semiárido. La temperatura media anual es de 8ºC y la precipitación varía entre 600 y 1000mm, de este a oeste. Aquí dominan las hierbas y arbustos enanos de menos de 0,50m de altura, siendo el neneo, coirón dulce y amargo algunas de las especies más frecuentes. Estas especies forman un estrato abierto, con 20-40% de suelo desnudo. Siguiendo los cursos de los ríos pueden presentarse pequeños bosques en galería formados principalmente por ñire y maitén.

Ambiente Acuático

El ambiente Acuático está compuesto por una densa red de ríos y arroyos de montaña y un importante número de lagos. Abarca también, hábitats de diversas características que incluyen mallines y turberas. Entre ellos se destaca el lago Nahuel Huapi de 557km de superficie, con una profundidad de 464m. De origen glaciario como todos los lagos de  la región, es el mayor cuerpo de agua natural de la Patagonia Norte. El Parque Nacional posee cinco subcuencas principales: la subcuenca del río Nonthué, parcialmente representada en el extremo norte, y la del río Manso, parcialmente representada en la zona sur, son de vertiente Pacífica. Por otra parte, las subcuencas de los ríos Limay, Traful y Caleufu, ubicadas total o parcialmente en la zona centro del Parque, son de vertiente Atlántica y aportan en conjunto sus aguas a la gran cuenca del río Negro.